Comercios y empresas de Andalucía

Madrid, el destino de emigración de cada vez más andaluces

Vivimos en una sociedad en la que nada tiene que ver dónde nace uno o de dónde es y dónde se ve obligado a vivir como consecuencia de su trabajo. Es algo que caracteriza a muchas personas desde hace ya varios siglos. Pero se trata de una necesidad y hay que afrontarla. Todos y cada uno de nosotros nos movemos por aquello que necesitamos, que en la mayoría de las ocasiones suele ser dinero. Ese instrumento es, en definitiva, el que nos permite definir nuestra vida y la calidad de ésta.

En Andalucía prácticamente cada familia tiene a uno de sus miembros viviendo fuera. No en vano, la comunidad autónoma andaluza ha sido una de las que más emigrantes ha tenido en el último siglo. Por todo el país es bien conocida la emigración que ha sufrido la comunidad hacia un lugar como Cataluña, que se ha convertido en una especie de pequeña Andalucía en las últimas décadas.

El 11 de septiembre del año 2006, el Diario de Córdoba emitió un artículo que hemos querido recuperar para la ocasión. En él se apuntaba que la emigración andaluza superaba el grueso de 1’6 millones de personas, lo cual es una auténtica barbaridad teniendo en cuenta que, como consecuencia de estos datos, se puede deducir que uno de cada seis andaluces vive más allá de los límites territoriales de esta región.

¿Cuál es el destino de estas personas? Ya hemos apuntado que buena parte de los andaluces que deciden emprender su marcha a otros lugares se decantan por una región como Cataluña. Pero es evidente que no es el único destino. Ese artículo del Diario de Córdoba del que hablábamos tan solo un poco más arriba asegura que el segundo destino es el que representa una ciudad como Madrid o algunos de los municipios de dicha Comunidad.

Concretamente, en Madrid en 2006 había unos 285.000 andaluces, una cantidad de personas que, si bien nada tiene que hacer ante los andaluces que viven en Cataluña (que les triplican el número), sí que constituyen un volumen de población importante. El primer asunto que ha necesitado siempre resolver esa cantidad de personas no ha sido otro que el de conseguir un lugar estable en el que vivir, sea casa o piso. Según las estadísticas, ha sido Fresno Inmobiliaria una de las entidades que más ha asesorado en este sentido a los andaluces recién llegados a Madrid.

Fresno Inmobiliaria, dedicada al sector de la compra, venta o alquiler de apartamentos y viviendas, tiene buena parte de sus inmuebles situados en localidades como Algete, Cobeña o Daganzo. ¿Qué están encontrando los andaluces en lugares como estos, a pesar de que no formen parte del casco urbano de la mismísima capital de España? La respuesta es bien simple. Los andaluces que están llegando a la Comunidad de Madrid lo están haciendo con una apuesta por el relax y la comodidad. Y en municipios como estos encuentran el lugar perfecto para adquirirla sin estar del todo retirados de la ciudad en la que trabajan.

Una tendencia al alza

Cada vez son más los andaluces que comienzan a darse cuenta de la necesidad de salir de su comunidad y trasladarse a Madrid. Aunque la crisis económica parece que poco a poco va dejando paso a una recuperación (todavía tímida) de la economía andaluza, lo cierto es que en Madrid las posibilidades se multiplican y también son muchos los empresarios andaluces que deciden trasladarse a Madrid de manera temporal en busca de acuerdos que permitan reflotar sus compañías. Como consecuencia de ello, la tendencia en lo que respecta a la emigración andaluza a determinadas zonas como la Comunidad de Madrid o Cataluña sigue al alza.

Es evidente que todas estas personas no se olvidan de su tierra y que vuelven a ella siempre que tienen una pausa en su trabajo. Pero, si la oportunidad de crecer profesionalmente lejos de Andalucía se les presenta, es evidente que han de tomarla y seguir su camino. Además, también está creciendo el número de universitarios andaluces que ‘sube’ a Madrid para tratar de formarse como profesional en muy diferentes ámbitos. Ir de un lado a otro es hoy más necesario que nunca. Lo importante es permanecer cómodo en cada sitio.