Comercios y empresas de Andalucía

Vivo al lado de una autovía y duermo como un bebé

Eso de no poder dormir ni de noche ni de día por culpa del tráfico incesante que pasaba por la carretera autonómica y la autovía, ambas situadas al lado de nuestra urbanización residencial, por mucha playa, piscinas, parques y jardines que tuviéramos, ¡ya nos estaba tocando la moral a todos los vecinos! Por ello, decidimos quejarnos a nivel local y autonómico a través de varias peticiones y escritos que redactamos y enviamos a los servicios y personas competentes. ¡Y conseguimos ser escuchados! Nos pusieron, en efecto, a los pocos meses unos paneles acústicos de acero de la empresa Industrias Duero, un sólido grupo empresarial español fundado en 1952 y reconocido tanto a nivel nacional como internacional. Este grupo fabrica estructuras metálicas y está especializado en seguridad vial. El bonito diseño y el color azul de los paneles acústicos en cuestión se mezclan y unen al paisaje marinero de la zona de manera muy harmoniosa y elegante, a la vez que reducen el ruido del tráfico en la carretera y en la autovía. A día de hoy, a pesar de la extensa circulación puedo decir que consigo dormir como un bebé. Además, los paneles esconden por completo la carretera y la autovía proporcionándonos la grata sensación de estar viviendo como en una especie de isla, como en un auténtico oasis. ¡Vaya que sí se agradece! Sin embargo, estamos a tan sólo cuatro kilómetros de la capital autonómica. ¡Mejor situados imposible!

El ruido es dañino para la salud y el medio ambiente

Debo reconocer que desde que nos pusieron estos paneles acústicos, todos los vecinos dormimos mucho mejor y está claro que eso repercute de manera favorable en nuestra salud y en nuestras relaciones vecinales y sociales. Pues, hay que saber que el ruido puede ser sumamente dañino para la salud y doloroso cuando éste sobrepasa los 125 dB(A), llegando al umbral de dolor a los 140 dB(A). No sólo ello puede conducir a la sordera, sino que también puede perjudicar seriamente la salud de las personas en general. Puede, por ejemplo, atacar el sistema cardiovascular, alterando el ritmo cardíaco con el riesgo coronario, de hipertensión arterial y de excitabilidad vascular por efectos de carácter neurovegetativo que ello conlleva. Además, y eso seguro que cualquiera de vosotros lo ha experimentado en carne propia si ha estado expuesto(a) alguna vez al ruido, el aumento de la secreción de adrenalina debido al estrés que ocasiona una de estas situaciones altera de manera significativa las glándulas endocrinas con alteraciones hipofisiarias. Y todo el mundo sabe a qué punto el sistema endocrino es importante para la salud del hombre, porque las hormonas son las que rigen el buen funcionamiento del cuerpo humano. Al no poder descansar debidamente, también se incrementa la enfermedad gastroduodenal. Asimismo, es bien sabido que el ruido altera las facultades mentales pudiendo llevar las personas expuestas a esta desagradable situación a adoptar actitudes agresivas, a tener dificultades de observación, de concentración y de rendimiento en todas las áreas de la vida, tanto privada como profesional. Dicho todo esto, también es importante señalar que el ruido puede afectar asimismo al medio ambiente al  alterar el hábitat de los animales, lo que puede llevar al peligro de perturbar los ecosistemas. Por todas estas razones, es fundamental tomarse en serio el problema del ruido ya que éste puede causar daños irreversibles tanto para la salud del ser humano como a la naturaleza, cuando al alterar nuestro hábitat común no sólo pone en peligro al hombre sino también a la fauna y a la flora. ¡A ver si aprendemos de una vez y vamos adoptando actitudes responsables y respetuosas con todo ello para que todos podamos vivir en armonía con nuestra Madre Tierra! Me parece efectivamente ser un tema a tomar seriamente en consideración. Todo ello para llegar al punto que aquí nos interesa, a saber, que desde que la empresa Industrias Duero nos ha instalado estos paneles acústicos que reducen de manera significativa el ruido y que cumplen con la normativa de referencia EN 1794-1:2001; EN 1794-2:2011; EN 1793-1:2011; EN 1793-2:2011, los residentes de la urbanización y yo mismo conseguimos dormir plácidamente. Eso es en sí un gran logro puesto que el sueño tiene efectos positivos sobre la salud, tanto física como mental…