Comercios y empresas de Andalucía

Una nueva pista de tenis para este verano

Para mi abuelo, el mejor tenista español de todos los tiempos, quitando a Rafa Nadal o a Manuel Orantes, es sin lugar a duda, Manolo Santana. Le tiene una admiración, ¡por no decir devoción!, tremenda. Dice, de hecho, que los jugadores de ahora no tienen ya ni el juego, ni la elegancia, ni la sencillez de los de antaño. Personalmente, yo no lo sé… Lo que sí sé, es que en nuestra familia el tenis siempre ha sido pasión, y que por ello, mi abuelo decidió instalar en el chalet familiar una pista de tenis antes de que yo naciera. Una pista que tras haber servido varias décadas ha decidido cambiar.

Por esa razón, se ha dirigido Niberma, una empresa de Murcia especializada en la instalación, fabricación y comercialización de pavimentos y revestimientos a nivel nacional. Esta empresa dispone de una amplia gama de productos, que cuenta con diferentes  resinas para suelos de todo tipo por lo que con ellos puedes conseguir la mejor construcción de pista de padel, de fútbol, atletismo, tenis, etc. que puedas solar, hasta suelos para parques infantiles o pintura para suelos de garaje. Al ser unos auténticos profesionales del sector y especialistas en soluciones deportivas, mi abuelo sostiene que podemos estar seguros de haber hecho la buena y adecuada elección al dirigirnos a ellos. Y para mí, ¡lo que dice mi abuelo va a misa!

shutterstock_334243289reducida

Cancha o pista de tenis

A mi abuelo siempre le han gustado las cosas bien hechas y de buena calidad. Entonces, ¡claro!, en lo referente a las pistas de tenis no iba a ser menos. Por eso, la que ha decidido instalar en su casa responde a todas las normas establecidas. Tal y como me lo explicaba él cuando yo era un niño, la cancha o pista de tenis es una superficie rectangular cuyo centro está cruzado por una red baja que suele ser de color blanco como las líneas que delimitan el terreno. Ésta mide aproximadamente unos 23 metros de longitud, en cuanto a la anchura, ésta varía según se juegue partidos individuales (en este caso la anchura sería de 8 metros) o dobles (aquí sería de un poco más: 10 metros). El material, asimismo, varía según las necesidades o presupuesto del comprador. En cuanto al terreno, éste debe encontrarse en una superficie lisa y rectangular con espacios laterales y al fondo para que los jugadores puedan alcanzar las pelotas cuando sobresalgan del límite de la pista establecida.

También ponía mi abuelo hincapié durante mi infancia, en la importancia de siempre elegir buenas pelotas rígidas y fuertes (¡no como las de algunos adversarios y amigos suyos que las compraban de mala calidad y que reventaban al primer golpe de raqueta!) y con sus correctas medidas, las cuales deben ser de 3,65 metros y 6,40 metros, tal y como lo estipula el reglamento internacional. En cuanto a la red, su altura debe situarse entre 0,914 m al centro y 1,07 m en los postes laterales que la sostienten. Y llegando a lo fundamental, la superficie, lo que hay que tomar en cuenta es la forma en la que va a botar la pelota. Os lo voy a explicar a vosotros de la misma manera que lo hizo conmigo mi abuelo. Debéis saber que las canchas o pistas están clasificadas en lentas o rápidas. Se entiende por lentas aquellas en las cuales la pelota bota más alto y más lento, lo que lleva a que su impacto con el suelo tarde más. Es un detalle importante a tomar en cuenta ya que eso le permite al jugador darle más tiempo para llegar a la misma y golpearla. De hecho, los puntos jugados sobre pistas denominadas lentas suelen ser largos. Con las pistas rápidas, sin embargo, pasa todo lo contrario, ya que en éstas la pelota bota más bajo y rápido, lo cual hace que los puntos sean más breves.

Supongo que tras esta breve explicación, aunque yo no sea un especialista en la materia, habréis entendido, no obstante, que las pistas de césped o las sintéticas son más rápidas que las de tierra batida. “¡Y las más aburridas!”, según mi abuelo. Ahí, discrepo yo con él… Pero bueno, volviendo a lo nuestro, y porque la pista que tenía en casa mi abuelo era ya muy vieja, decidió esta primavera cambiarla y por esa razón se dirigió a la empresa murciana Niberma, una firma que ofrece las mejores soluciones deportivas a nivel nacional, y que cuenta con productos de gran calidad para conseguir el acabo perfecto. Y me lo creo, porque para mí… ¡lo que dice mi abuelo va a misa! “Asín” que…