Cloro o sal para tu piscina

Cloro o sal para tu piscina

A la hora del mantenimiento y desinfección del agua de la piscina, es posible elegir entre un par de tratamientos, el cloro o la sal. Son un par de mantenimientos de gran popularidad, cada uno con sus ventajas y desventajas, vamos con ellos:

Tratamiento de sal

El agua salada es una forma sencilla para obtener cloro para mantener la piscina, la sal pasa a ser cloro, pues primero se descompone mediante electrólisis y después cuando pasa a ser cloro, se añade a la piscina en el proceso en el que se filtra.

El cloro lo encontramos en la sal de manera natural, por lo que el agua salada todavía tiene cloro, pero en menores cantidad que el agua que se trata con cloro químico. Una piscina de agua sala solo tiene una décima parte del nivel de agua salada del océano, lo suficiente para que se mantenga la piscina fresca, libre de algas y bacterias.

Los beneficios de la sal

El sistema de filtrado de agua de sal tiene una fácil configuración. Los electrolizadores tienen un funcionamiento que se realiza gracias a una bomba con temporarizador, de esta forma es posible configurarla de manera automática y que se asegure una filtración adecuada a diario.

Cuando se instala el sistema de agua salada, la configuración se hace con un nivel básico de sal en la piscina. Partiendo de ahí, debemos asegurarnos que la proporción existente entre sal y agua se pueda mantener siempre. La sal no va a desaparecer ni se evaporará del agua. Por todo ello es necesario gestionar la proporción existente de sal cuando el nivel de agua cambio por la lluvia, el sol o un desagüe.

Normalmente la sal es más barata de adquirir y solo precisa de un mantenimiento mínimo. Por todo ello, los productos para el mantenimiento cuestan menos.

La limpieza de la piscina con agua salada, como nos recuerdan los expertos de humanesguilleneurosal.com significa que no vas a tener tantos elementos químicos agresivos en el jardín. La sal no pica en los ojos y tiene mayor suavidad para piel y cabello, algo que da muchos beneficios en el caso de que se tengan niños pequeños. El olor no llega a ser tan fuerte como el del cloro.

La sal tiene menos agresividad que el cloro para los trajes de baño y demás utensilios de piscina. Los colores se van a lavar menos. Los colores de las piscinas de agua salada no se van a desvanecer.

Las desventajas de la sal

Los costes iniciales en las piscinas de agua salada pueden ser en un principio elevados, por ello será necesario hacer una inversión en un generador de agua salada, lo que puede llegar a costar entre 500 y 2000 euros. El caso es que una vez se amortiza la inversión, el costo anual en mantenimiento de la piscina de agua salada es bastante menor.

En unos años, por lo tanto, ahorrará dinero en el mantenimiento de la piscina. Pese a que las piscinas de cloro precisan de mantenimiento más regular que las de agua salada, en estas todavía es necesario mantenimiento.

La sal no deja de ser una sustancia que es sumamente corrosiva, la cual puede ir dañando la escalera de acero inoxidable o los adoquines realizados en piedra blanda. Como solución al problema, se puede añadir ánodos de zinc a la piscina y que se reemplacen los adoquines de piedra blanda con otros que puedan resistir el ataque corrosivo que tenga la sal.

Tratamiento con cloro

Si quieres tratar el agua de la piscina con cloro, el principal trabajo va a ser adquirir tabletas de cloro en una tienda especializada y añadirlas al sistema para su filtrado.

Los beneficios del cloro

Cuenta el color con mucho poder al matar elementos bacteriológicos y moho con mucha mayor rapidez que en una piscina que tenga el agua salada, donde el agua tiene bastante claridad, limpieza y seguridad a la hora de nadar.

Es un hecho que la inversión al principio de un tratamiento realizado con cloro va a costar menos, además de que las piscinas que tienen cloro van a consumir una menor cantidad de electricidad.

Las desventajas del cloro

El mantenimiento que tiene el cloro necesita mucho más laboriosidad y el coste es mucho mayor con el paso del tiempo, porque se tienen que adquirir y añadir tabletas al agua regularmente de cara a que se mantenga el pH.

Se tiene que añadir cloro a la piscina regularmente, en especial en época veraniega siempre que las temperaturas suban y las bacterias empiecen a proliferar con rapidez.