Comercios y empresas de Andalucía

Nuestros proveedores están viviendo una nueva revolución industrial

Hace ya muchos años, el fundador de la firma de vehículos Ford, Henry Ford, se impulsó a competir en el mercado global gracias a una nueva forma de producción. Él aplicó la producción en línea a sus factorías y, gracias a ello, el número de vehículos que empezó a sacar por día, aumentó de una forma bastante considerable. En la actualidad, el modelo Ford es el que aplican la inmensa mayoría de compañías, sin embargo, los tiempos han ido cambiando y, tal y como hoy en día ya no quedan casi ningún Ford T, prácticamente tampoco quedan rastros de aquellos procesos, y es que, en la actualidad, de una u otra forma, todos se han visto mejorados por las innovaciones que el desarrollo tecnológico nos ha ido otorgando. Pero la realidad actual, además, nos dice que estamos viviendo una nueva revolución industrial y es que gracias a los procedimientos que tenemos en la actualidad, estamos cambiando de forma considerable y para siempre nuestra forma de crear nuevos bienes. Unos procesos que os iremos desgranando a lo largo del post pero que ya os avanzamos que mucho tienen que ver con la tecnología.

Tal y como os adelantamos, lejos quedan ya aquellos tiempos en los que la inmensa mayoría de los productos se hacían a mano gracias a la destreza de los artesanos que los trabajaban. Hoy en día, son grandes factorías las que se nutren de piezas creadas por empresas más pequeñas y que llegan a estas mega plantas para ser ensambladas y crear un gran volumen de productos en un corto espacio de tiempo. Esto se debe a que cada vez interviene menos un factor humano en los procesos de producción y es que todos los empleados están siendo reciclados como técnicos de mantenimiento y desarrollo de los nuevos empleados, los robots. Este tipo de procesos, mucho más tecnológicos y efectivos, los cuales lideran los robots están haciendo que en la actualidad podamos hablar de una cuarta revolución industrial y que, sin duda, los autómatas y la inteligencia artificial afectarán a cinco millones de empleos para 2020, los cuales, como os comentamos, han de ser reciclados o reubicados en otros departamentos de las compañías, a fin de no ser despedidos.

No obstante, la revolución más grande la están viviendo las empresas proveedoras, quienes se tienen que adaptar antes que nadie a los cambios que se vayan incorporando con el paso de los años, para poder seguir a la vanguardia de la técnica en lo que a procesos se refiere. Tecoi es un claro ejemplo de empresa que apuesta por la innovación y el desarrollo en lo que a diseño, fabricación, instalación y mantenimiento de maquinaria de corte industrial se refiere, lo que le ha posibilitado vivir un crecimiento constante desde su creación, apostando en todo momento por la investigación y el desarrollo, lo que les permite entregar a los clientes un producto final líder en innovación y calidad.

Lo cierto es que ya nadie puede ser ajeno a estos cambios que estamos viviendo y es que como sociedad seguimos avanzando a pasos agigantados y lo hacemos de la mano de los diferentes avances tecnológicos que, desde los departamentos de investigación y desarrollo, que se ubican en todo el mundo, se están creando cada día. Unos avances que hacen que todos nuestros procesos productivos sean mucho más rápidos, eficientes, baratos y, sobre todo, cómodos para los trabajadores. Dado que, en caso de que haya que realizar de forma manual algún tipo de trabajo difícil, como atornillar con los brazos estirados hacia arriba los chasis de los vehículos en las cadenas de montaje, la tecnología nos permite disponer de un exoesqueleto que haga más cómoda esta tarea, de tal forma que, aunque el obrero tenga los brazos estirados, estos nunca se cansarán ya que el peso recae sobre la prótesis que ha sido construida a medida del empleado.

Las ventas por internet también afectan a los proveedores

Que podamos vender por internet a cualquier parte del mundo ha supuesto un gran avance, no solo para los comercios al detalle, sino que también para todos los proveedores que nutren a esos comercios de mercancía. Este cambio de tendencia en lo que a compras se refiere ha afectado de lleno a todos los sectores, pero la realidad es que esta afección es positiva, dado que ahora, nuestros potenciales clientes pueden estar en cualquier parte del mundo, tan solo debemos de saber como llegar hasta ellos.